Coro Cristiano 2019 | “Himno del Reino: El Reino Ha Descendido al Mundo” Alabanza y Adoración

Coro Cristiano 2019 | “Himno del Reino: El Reino Ha Descendido al Mundo” Alabanza y Adoración
¡Ha sonado el conmovedor himno del reino, que anuncia al universo entero la llegada de Dios entre los hombres! ¡El reino de Dios ha llegado! ¡Todos los pueblos se alegran, todas las cosas se regocijan! Cuanto hay de un extremo al otro de los cielos es un derroche de algarabía. ¿Qué cautivadoras escenas de júbilo son estas? Sigue leyendo “Coro Cristiano 2019 | “Himno del Reino: El Reino Ha Descendido al Mundo” Alabanza y Adoración”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 78 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Palabras diarias de Dios| Fragmento 78 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Las palabras de Jesús a Sus discípulos después de Su resurrección
(Juan 20:26-29) Y después de ocho días, Sus discípulos estaban dentro incluyendo a Tomás. Entonces Jesús apareció cuando las puertas estaban cerradas; se paró en medio de ellos y les dijo: La paz sea con vosotros. Luego le dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo y mira Mis manos; estira tu mano y ponla en Mi costado, y no carezcas de fe pero cree. Y Tomás le respondió diciendo: Mi Señor y mi Dios. Jesús le dijo: Tomás, crees porque me has visto; benditos los que no han visto pero aun así creen.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 78 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III””

Testimonio cristiano 2020 | Las recompensas de cumplir con el deber propio

Testimonio cristiano 2020 | Las recompensas de cumplir con el deber propio

Yang Mingzhen fue empresaria, propietaria de una fábrica, y sus amigos y familiares la consideraban una heroína. Es apasionada en su búsqueda y cumple sin descanso su deber en la iglesia después de haber obtenido su fe, por lo que cree que tiene alguna realidad de sumisión a Dios. Sin embargo, cuando la iglesia le encarga que reciba a los hermanos y las hermanas en su casa, en apariencia acepta, aunque a regañadientes, mientras que por dentro se siente confusa y reacia. Según su opinión, hacer de anfitriona es demasiado modesto, y cree que los demás la mirarán por encima del hombro. Ante este deber contrario a sus propios deseos, ¿será capaz de someterse de verdad? ¿Y qué frutos recogerá al final?
Sigue leyendo “Testimonio cristiano 2020 | Las recompensas de cumplir con el deber propio”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 77 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Palabras diarias de Dios| Fragmento 77 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

La resurrección de Lázaro glorifica a Dios
(Juan 11:43-44) Y cuando había dicho esto, clamó en voz alta: Lázaro, sal. Y el que estaba muerto salió atado de las manos y los pies con la mortaja, y su rostro estaba envuelto con un pañuelo. Jesús les dijo: soltadlo y dejad que se vaya.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 77 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III””

Testimonio cristiano en español 2020 | Vivir ante Dios

Testimonio cristiano en español 2020 | Vivir ante Dios

La fe de muchas personas únicamente gira en torno a orar, ir a reuniones y leer las palabras de Dios. No llegan a conectar las palabras de Dios con la vida real y por eso pierden muchas oportunidades de obtener la verdad. La protagonista de este vídeo se centra en vivir ante Dios. Examina sus propios pensamientos y acciones desde la perspectiva de las palabras de Dios y, cuando descubre corrupción, busca la verdad para acabar con ella. Cuando practica de esta manera, aunque solo se enfrente a algunos pequeños asuntos corrientes en la vida, aun así, obtiene cierto entendimiento y recoge una cosecha. ¿Cómo, entonces, incorpora las palabras de Dios a su vida diaria?
Sigue leyendo “Testimonio cristiano en español 2020 | Vivir ante Dios”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 76 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 76 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Cuando eres capaz de apreciar realmente los pensamientos y la actitud de Dios hacia la humanidad, cuando puedes entender realmente Sus emociones y Su preocupación por cada criatura, podrás entender la devoción y el amor depositados sobre cada persona creada por el Creador. Cuando esto ocurra, utilizarás dos palabras para describir el amor de Dios; ¿cuáles son? Algunas personas dicen “abnegado”, y otras “filantrópico”. De estas dos, la segunda es la palabra menos apropiada para definir el amor de Dios. Es un término que se utiliza para describir los pensamientos y los sentimientos tolerantes de una persona. Aborrezco realmente esta palabra, porque se refiere a dispensar caridad de un modo aleatorio, indiscriminado, sin tener en cuenta principio alguno. Es una expresión abiertamente emocional de personas insensatas y confusas. Cuando esta palabra se utiliza para describir el amor de Dios, existe inevitablemente un propósito blasfemo. Tengo dos palabras que definen de forma más adecuada el amor de Dios. ¿Cuáles son? La primera es “inmenso”. ¿No es evocadora? La segunda es “vasto”. Hay una relevancia práctica tras estas dos palabras que utilizo para definir el amor de Dios. Literalmente, “inmenso” describe el volumen o la capacidad de una cosa, pero no importa lo grande que esta sea: es algo que las personas pueden tocar y ver. Esto es porque existe, no es un objeto abstracto, y da a las personas la sensación de que es relativamente preciso y práctico. No importa si lo estás mirando desde un ángulo plano o tridimensional; no necesitas imaginar su existencia, porque es algo que existe en realidad. Aunque usar “inmenso” para definir el amor de Dios puede hacer pensar que se está cuantificando el mismo, al mismo tiempo también da la sensación de que no se puede cuantificar. Yo digo que el amor de Dios puede cuantificarse, porque no es una especie de ente imaginario ni surge de ninguna leyenda. Más bien, es algo compartido por todas las cosas que están bajo el dominio de Dios, y algo que disfrutan todas las criaturas en diversos grados y desde diferentes perspectivas. Aunque las personas no pueden verlo ni tocarlo, este amor trae sustento y vida a todas las cosas conforme se va revelando gota a gota en sus vidas y ellas enumeran y dan testimonio del amor de Dios que disfrutan cada momento. Digo que el amor de Dios no puede cuantificarse, porque el misterio de Dios que provee y alimenta todas las cosas es algo difícil de comprender para los seres humanos, como lo son los pensamientos de Dios sobre todas las cosas y, en particular, sobre la humanidad. Es decir, nadie sabe la sangre y las lágrimas que el Creador ha derramado por la humanidad. Nadie puede comprender ni entender la profundidad o el peso del amor que el Creador tiene por la humanidad, a la que hizo con Sus propias manos. Describir el amor de Dios como inmenso es ayudar a las personas a apreciar y entender su amplitud y la verdad de su existencia. También pueden comprender en mayor profundidad el significado práctico de la palabra “Creador”, y pueden obtener un entendimiento más profundo de la verdadera relevancia del apelativo “creación”. ¿Qué describe habitualmente el término “vasto”? Se usa generalmente para el océano o el universo, como el vasto universo, o el vasto océano. La expansión y la silenciosa profundidad del universo superan el entendimiento humano, y es algo que capta las imaginaciones de los hombres, que los llena de admiración. Su misterio y su profundidad se ven, pero no se pueden alcanzar. Cuando piensas en el océano, piensas en su amplitud: parece no tener límites, y puedes sentir su misterio y su carácter inclusivo. Por esta razón he usado la palabra “vasto” para definir el amor de Dios. Lo he hecho para ayudar a las personas a sentir lo valioso que es, su intensa belleza y que su poder es infinito y extenso. Lo he hecho para ayudarlas a sentir la santidad de Su amor, así como la dignidad de Dios y que no se le puede ofender, revelados por medio de Su amor. ¿Pensáis ahora que “vasto” es una palabra apropiada para describir el amor de Dios? ¿Puede el amor de Dios igualarse a estos dos términos, “inmenso” y “vasto”? ¡Totalmente! En el lenguaje humano, sólo estas dos palabras son relativamente adecuadas y cercanas para definir el amor de Dios. ¿No pensáis lo mismo? Si os pidiera que lo describierais, ¿usaríais estas dos palabras? Lo más probable es que no pudierais, porque vuestro entendimiento y vuestra apreciación del mismo se limitan a una perspectiva plana, y no ha ascendido a la altura del espacio tridimensional. Por tanto, si os pidiera que describierais el amor de Dios, sentiríais que os faltan las palabras; quedaríais incluso mudos. Los dos términos de los que he hablado hoy pueden resultaros difíciles de entender, o quizás no estéis de acuerdo con ellos. Esto sólo puede indicar que vuestra apreciación y vuestro entendimiento del amor de Dios son superficiales y se encuentran dentro de un área reducida. He dicho antes que Dios es abnegado. ¿Recordáis la palabra abnegado? ¿Podría decirse que el amor de Dios sólo puede definirse como abnegado? ¿No es una perspectiva demasiado corta? Deberíais meditar más en este asunto para obtener algo del mismo.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 76 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III””

Testimonio cristiano 2020 | Después de las mentiras (Español Latino)

Testimonio cristiano 2020 | Después de las mentiras (Español Latino)

“Después de las mentiras” es el testimonio de una cristiana que experimentó el juicio y castigo de la palabra de Dios. A través de la lectura de las palabras de Dios, el personaje principal llega a comprender que Dios ama a las personas honestas y desprecia a las deshonestas, y que solo las honestas pueden ser plenamente salvas y entrar en el reino de los cielos. Así pues, comienza a buscar convertirse en una persona honesta. Pero cuando se encuentra con cosas que podrían afectar su reputación y su estatus en la vida diaria, no puede evitar mentir y ser deshonesta y, en ocasiones, encubre sus mentiras después del hecho. Llega a sentirse muy inquieta y descubre que es una forma difícil y agotadora de vivir. Posteriormente, a través del juicio y la revelación de las palabras de Dios, obtiene cierto entendimiento de su carácter satánico que provoca que mienta y engañe. Ve la raíz, la naturaleza y las consecuencias de mentir, comienza a sentir remordimiento y se arrepiente ante Dios. Pone en práctica ser una persona honesta, se abre frente a los hermanos y hermanas para exponer sus propias motivaciones engañosas y saborea el gozo de decir la verdad y ser honesta.
Sigue leyendo “Testimonio cristiano 2020 | Después de las mentiras (Español Latino)”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 75 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Palabras diarias de Dios| Fragmento 75 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

El Señor Jesús alimenta a los cinco mil
(Juan 6:8-13) Uno de los discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo: Hay un muchacho acá que tiene cinco panes de cebada y dos pescados pequeños; ¿pero qué es eso para tantas personas? Y Jesús le dijo: Haced que los hombres se sienten. Había mucho pasto en el lugar, así que los hombres se sentaron; eran cerca de cinco mil. Y Jesús tomó los panes y cuando había dado gracias, lo distribuyó a los discípulos y ellos a los que estaban sentados. Hizo lo mismo con los peces, hasta que fue necesario. Cuando estuvieron satisfechos, Jesús les dijo a los discípulos: Recoged los pedazos que han quedado, que no se pierda nada. Por lo tanto, ellos los juntaron y llenaron doce canastas con los pedazos que quedaron de los cinco panes de cebada, después de que todos hubieron comido.
¿Qué tipo de concepto es “cinco panes y dos peces”? ¿Para cuántas personas serían habitualmente suficientes cinco hogazas de pan y dos peces? Si se mide en base al apetito de una persona normal, sólo bastarían para dos personas. Este es el concepto más básico de cinco panes y dos peces. Sin embargo, ¿a cuántas personas dice este pasaje que alimentaron esos cinco panes y dos peces? La Escritura lo registra así: “Había mucho pasto en el lugar, así que los hombres se sentaron; eran cerca de cinco mil”. En proporción a cinco panes y dos peces, ¿es cinco mil una gran cantidad? ¿Qué significa que este número sea tan grande? Desde una perspectiva humana, dividir cinco panes y dos peces entre cinco mil personas sería imposible, porque la diferencia entre ellos es demasiado grande. Aunque cada persona diese un pequeño bocado, seguiría sin ser suficiente para cinco mil personas. Pero aquí, el Señor Jesús hizo un milagro, no sólo permitió que cinco mil personas comiesen y se saciasen, sino que sobró. La Escritura dice: “Cuando estuvieron satisfechos, Jesús les dijo a los discípulos: Recoged los pedazos que han quedado, que no se pierda nada. Por lo tanto, ellos los juntaron y llenaron doce canastas con los pedazos que quedaron de los cinco panes de cebada, después de que todos hubieron comido”. El milagro permitió a la gente ver la identidad y el estatus del Señor Jesús, y también que no hay nada imposible para Dios, vieron la verdad de la omnipotencia de Dios. Cinco panes y dos peces fueron suficientes para alimentar a cinco mil, pero de no haber habido nada de comida, ¿habría sido Dios capaz de alimentar a cinco mil personas? ¡Por supuesto que sí! Esto fue un milagro, por lo que inevitablemente las personas sintieron que era incomprensible, increíble y misterioso, pero para Dios hacer eso no era nada. Si eso era algo ordinario para Él, ¿por qué se destacaría para su interpretación? Porque lo que hay detrás de este milagro contiene la voluntad del Señor Jesús, que la humanidad nunca ha descubierto.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 75 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III””

Testimonio cristiano | Sí, es fabuloso vivir con cierta semejanza a un ser humano (Español Latino)

Testimonio cristiano | Sí, es fabuloso vivir con cierta semejanza a un ser humano (Español Latino)

“Sí, es fabuloso vivir con cierta semejanza a un ser humano” es el testimonio de una cristiana que experimentó el juicio y castigo de Dios. La protagonista asume el deber de directora de cine en su iglesia y, al lograr algunos resultados en su trabajo, empieza a creerse imprescindible. Su carácter es cada vez más arrogante: siempre quiere tener la última palabra en su deber y se niega a escuchar las sugerencias de sus hermanos y hermanas. También habla con condescendencia a los demás, cohíbe a sus hermanos y hermanas y altera el trabajo de la iglesia. Tras ser apartada del deber, mediante la lectura de las palabras de Dios y la introspección comprende un poco su naturaleza satánica de arrogancia y engreimiento y ya no es tan impertinente como antes. Cuando se enfrenta a los problemas, busca a propósito la verdad y escucha las opiniones ajenas, por lo que al final vive con cierta semejanza a un ser humano. Experimenta por sí misma que el juicio y castigo de Dios son Su amor y salvación verdaderos para la humanidad.
Sigue leyendo “Testimonio cristiano | Sí, es fabuloso vivir con cierta semejanza a un ser humano (Español Latino)”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 74 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 74 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”

Cuando Dios se hace carne y vive en medio de la humanidad, ¿qué sufrimiento experimenta en la carne? ¿Lo entiende alguien realmente? Algunos afirman que Dios sufre en gran manera, y aunque Él es Dios mismo, las personas no comprenden Su esencia; siempre lo tratan como una persona, y esto hace que se sienta agraviado y perjudicado. Declaran que el sufrimiento de Dios es verdaderamente grande. Otros aseveran que Dios es inocente y sin pecado, pero que sufre lo mismo que la humanidad y es víctima de persecución, difamación e indignidades junto con ella; también dicen que Él soporta las malinterpretaciones y la desobediencia de Sus seguidores. En realidad, el sufrimiento de Dios no puede medirse. Parece que no entendéis realmente a Dios. De hecho, este sufrimiento del que habláis no cuenta como verdadero sufrimiento para Dios, porque hay uno mayor que este. ¿Cuál es, pues, el verdadero sufrimiento para Dios mismo? ¿Cuál es el verdadero sufrimiento para la carne del Dios encarnado? Para Dios, no es un sufrimiento que la humanidad no le entienda, que le malinterpreten y que no lo vean como Dios. Sin embargo, las personas sienten a menudo que Él debe de haber sufrido una gran injusticia, que durante el tiempo que está en la carne Dios no puede mostrar Su persona a la humanidad ni permitirle ver Su grandeza, y que se esconde humildemente en una carne insignificante, por lo que debió de ser terrible para Él. Las personas se toman a pecho lo que pueden entender y ver del sufrimiento de Dios, le manifiestan toda clase de simpatía, y a menudo hasta le elevarán una pequeña alabanza por ello. En realidad, existe una diferencia, una brecha entre lo que las personas entienden del sufrimiento de Dios y lo que Él siente realmente. Os estoy diciendo la verdad; para Dios, independientemente de que se trate del Espíritu de Dios o de la carne del Dios encarnado, ese no es un sufrimiento verdadero. ¿Qué hace, pues, sufrir a Dios de verdad? Hablemos sobre el sufrimiento de Dios tan sólo desde la perspectiva del Dios encarnado.
Cuando Dios se hace carne y se convierte en una persona corriente, normal, que vive en medio de la humanidad, codo con codo con las personas, ¿no puede ver ni sentir los métodos, las leyes y las filosofías de las personas para vivir? ¿Cómo le hacen sentir esos métodos y leyes para la existencia? ¿Siente aborrecimiento en Su corazón? ¿Por qué iba a sentirlo? ¿Cuáles son los métodos y las leyes de la humanidad para vivir? ¿En qué principios están arraigados? ¿En qué se basan? Los métodos, las leyes, etc., de la humanidad para vivir, todo está creado en base a la lógica, el conocimiento y la filosofía de Satanás. Los humanos que viven bajo estos tipos de leyes no tienen humanidad, ni verdad, todos ellos desafían a la verdad, y son hostiles a Dios. Si echamos un vistazo a la esencia de Dios, vemos que esta es exactamente lo contrario de la lógica, el conocimiento y la filosofía de Satanás. Su esencia está llena de justicia, verdad, santidad, y otras realidades de todas las cosas positivas. ¿Qué siente Dios en Su corazón, poseyendo esta esencia y viviendo en medio de esa humanidad? ¿No está lleno de dolor? Su corazón está dolido, y ese dolor es algo que ninguna persona puede entender ni comprender. Y es que todo lo que Él afronta, se encuentra, oye, ve y experimenta es la corrupción, el mal y la rebelión contra la verdad y la resistencia a la misma. Todo lo que viene de los humanos es la fuente de Su sufrimiento. Es decir, como Su esencia y la de los seres humanos corruptos no son la misma, la corrupción de estos pasa a ser la fuente de Su mayor sufrimiento. ¿Puede Dios, al hacerse carne, encontrar a alguien que comparta un lenguaje común con Él? Esto no se puede hallar entre los hombres. No hay quien pueda comunicar ni tener este diálogo con Dios. ¿Qué tipo de sentimiento dirías que tiene Dios? Las cosas que las personas exponen, aman, buscan y anhelan están todas relacionadas con el pecado, con tendencias malvadas. Cuando Dios afronta todo esto, ¿no es como un cuchillo para Su corazón? ¿Podría tenerlo henchido de gozo frente a estas cosas? ¿Podría hallar consuelo? Los que están viviendo con Él son seres humanos llenos de rebeldía y maldad; ¿cómo podría no sufrir Su corazón? ¿Cómo es de grande este sufrimiento en realidad, y a quién le preocupa? ¿Quién presta atención? ¿Y quién podría apreciarlo? Las personas no tienen forma de entender el corazón de Dios. Su sufrimiento es algo que las personas son particularmente incapaces de apreciar, y la frialdad y el entumecimiento de la humanidad profundizan aún más el sufrimiento de Dios.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 74 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III””